Calle Real 59 2ºIzq . 15001 A Coruña. 981 222 994 o 638 011 463
psicosolucion

Háblanos sobre lo que te preocupa, te ayudamos en el 807 505 007

   

Ser coherente con uno mismo

Ser uno mismo es ser aquello que vinimos a hacer a esta vida, o sea aquello que “vinimos a ser”.

SER COHERENTE CON UNO MISMO

 

Ser uno mismo es ser aquello que vinimos a hacer a esta vida, o sea aquello que “vinimos a ser”.  Todos nosotros, en mayor o menor medida, sabemos cuándo somos y cuándo fingimos.

El verdadero ser fluye, se conecta con su esencia más intima y no jpersigue sueños o metas ajenas.

Ser uno mismo no avala ser cruel, agresivo, grosero y petulante. Ser uno mismo es despojarse del ego, “falso ser”, para conectarse con nuestra condición espiritual, con aquello que somos, no con lo que tenemos. Ser uno mismo es admitir el daño que hicimos a otra persona, la capacidad de pedir perdón sinceramente o la de arrepentirnos de corazón, y no por especulación. En definitiva, ser uno mismo es conectarse al ser, y no al fingir que lo soy. Contrariamente a lo que nos inculcaron durante años, somos seres espirituales viviendo una experiencia humana, y no a la inversa.

HAY QUE DIFERNCIAR ENTRE EL EGO Y LA AUTOESTIMA.

El ego es lo que los demás creen que soy, imagen para la que trabajo cada día y que se dibuja o se desdibuja en función de cada opinión que recibo sobre mí mismo de otra persona. El ego necesita permanentemente la aprobación ajena y es un gran insatisfecho que te lleva a no estar nunca conforme y a pretender la utopía de gustar a todo el mundo.

Es lógico que nos guste sentirnos seguros y queridos pero no podemos basar nuestra seguridad básicamente en eso, ya que eso solo nos procurara infelicidad, aun así hay gente que le agrada a mucha gente, pero no se gusta a sí misma y sufre toda su vida.

La autoestima es aquello que tú piensas de ti y que se forma en los primeros años de vida.

Las personas con autoestima firme suelen tener egos moderados, ya que no necesitan impresionar a los demás para demostrar lo buenos que son. Es muy probable que una persona con baja autoestima sea exitosa profesionalmente, pero es altamente probable que no sea una persona dichosa. Por el contrario, quienes en su fuero intimo tienen una buena imagen de ellos mismo, se aceptan y se quieren, vivirán una vida marcada por la autoconfianza, que no debe confundirse con la soberbia del inseguro, que, tallado por su ego, necesita convencerse a sí mismo de su capacidad.

La autoestima es confiar en uno mismo, el ego voluminoso es el pasaporte a la inseguridad personal, la cual intenta ser disimulada.

¿Quieres consultar tu caso con un profesional?

Nosotros te llamamos

Psicosolucion